EL HUEVO SALTARÍN

La semana pasada realizamos la primera parte de este experimento. Cubrimos tres huevos con vinagre y esperamos una semana.

Algunos hasta pensaban que iba a salir un pollito… lo miraban todos los días.

Y esto es lo que ha pasado:

¡¡¡Los huevos se han puesto más grandes y parecen de goma!!!. La cáscara se ha disuelto debido al vinagre y la membrana interior se ha vuelto más elástica. El vinagre ha entrado a través de la fina membrana (a esto se le llama ósmosis, aunque esto no se le he dicho)

Al botarlos se nos han roto dos pero el tercero ha dado más juego.

Publicado por

tumeaprendes

Maestra de Educación Infantil. Trabaja actualamente en el CEIP Delicias de la provincia de Cáceres en Extremadura. En constante renovación pedagógica. Amante de la lectura y la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *