Así me ven

Milagros Fernández Gundín

 

Sebas (Frederick, mi poeta)

“Sin miedo al qué dirán, pero sensible a la indiferencia. Sin miedo a la incertidumbre, pero implacable con el inmovilismo. Inundada de osadía y de espíritu aventurero, a pesar de los pesares, de los rebotes, de las dificultades, de las caídas. Levantándose una vez tras otra para seguir caminando más erguida, más audaz, más intrépida…

Es posible que sea demasiado ingenua, pero sólo porque cree que todavía es posible soñar y poner las bases de un mundo mejor en los más pequeños. Es posible que sea una ilusa, pero no cesará en su empeño de abrir las puertas a una nueva escuela. Puede que desproporcionada en su autoexigencia y exageradamente implicada, consciente de que todos podemos ejercer una acción transformadora en nuestro entorno, que nuestros actos educan (o no).

Lectora voraz para alimentar inquietudes y sueños. Sueña despierta pintando un paisaje de acuarela. Lee soñando, viviendo, volando por mundos de personajes llenos de sensibilidad y ternura. Alimentando lluvias o amapolas que luego regala:

– “¿Sabes? Mañana en la clase voy a hacer…”

– Ya te lo digo yo… ” un horizonte de esperanza”

José López

“De espíritu aventurero, con las alas “cortadillas” por una hermosísisisima familia, lo que se propone lo consigue. Terca, como tres mulas, se puede llevar por delante al torero más experimentado. Llena de una sinceridad como cuchillos afilados, no se muerde la lengua. A veces dispuesta de más para lo que se presente, siempre puedes contar con ella. Y por supuesto; si hay una persona con la que puedes ejercitar el arte de la charla disfrutando hasta la extenuación y a la que le puedes arrancar una verdadera y cautivadora sonrisa fácilmente (no tiene otra!!!), esa es María”

 Jose Eduardo Muñoz Negro

“María, María…Hum!!! Vaya pedazo de tía. De las que se fijan mucho, como diría un amigo común, -que fue un espejo y que lo sigue siendo desde fuera del espacio y del tiempo-. Discreción inteligente, saber estar, saber ver, callar y hablar cuando toca. Fiel,muy fiel, al hilo conductor de su vida, algo de lo que cada vez queda menos. Forjadora de tiempos y espacios sostenidos, con perspectiva y largo recorrido. Corredora de fondo, de ultrafondo personal, diría yo. Silenciosa pero comunicativa, alguien cuyo discurso es estar presente, siempre ahí. Misterio sin enigma, atracción sin señuelo.”

Cristina García Vidal

“Cuenta la leyenda que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades en una Maestra . Alegre, soñadora y algo terca tal vez, ya que nunca dejaba al aburrimiento ni a la injusticia ganar la batalla.

Cuando el Sol ya habia bostezado por tercera vez ,aquella maestra se puso su bata, prenda de colores que la identificaba y la hacia destacar sobre todos los demas y les pregunto a sun niños…

-¿Jugamos a aprender?

La intriga levantó la cara y la curiosidad sin poder contenerse preguntó:

-¿Aprender?¿y cómo es eso?

-Es un juego-explicó la Maestra.

Yo cantaré, bailare, prepararé juegos, me pintare la cara y el cuerpo. Crearé disfraces, lloraré y reiré con vosotros. Nos sumergiremos en el mágico mundo de los cuentos viviendo mil y una aventuras. Os enseñaré a ser mejores personas y a disfrutar aprendiendo. ¡¡Será divertido!!

El entusiasmo se halló secundado por la euforia. La alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la duda, e incluso a la apatía a la que nunca le interesaba nada.

Desde entonces cada dia era mágico y diferente en aquel lugar. Dia tras dia con un enorme esfuerzo aquella Maestra fue dejando en cada niño  y en cada persona que la conocia multitud de conocimientos, recuerdos y bellos momentos.

Cuentan en aquel lugar que aquellos niños crecieron y ella un dia partio a jugar a aprender con otros niños, pero aún se siente, se nota y se añora su presencia. Todavia si se escucha en el silencio, se puede oir su risa en cada rincón.”

Cuento Cristina

Carolina Jiménez

Si alguien me pidiera que describiera a María con estas palabras, serian MARIQUILLA LA FANTASTICA pero como puedo extenderme un poco más diré que es natural, honesta,  sencilla,  trabajadora, constante y fiel a sí misma.

Mi discretísima cuñada intentará pasar desapercibida aunque no siempre lo conseguirá porque esta chica vale para todo:  desde recomendarte un buen libro o enseñarte a preparar tortitas, hasta ejercer de super nani telefónica cuando no sabemos qué hacer con nuestros hijos. Con la misma naturalidad que lee a Dostoyevski o a Schopenhauer, se entrega a la limpieza de casa  con Camela de fondo; aunque esto bien pensado yo lo pondría en el capítulo de defectos, que alguno tendrá, aunque a mi, se me escapan.

Alex Adarve Bailén

Veo que detrás de tí hay una gran mujer, escondida detrás de una gran profesional, gran madre y super esposa.

Esto es lo que dejas ver, porque si fueses famosa, los paparazzi se moririan de hambre.

Francisco Javier Moreno Hernández

¿María?

Una luchadora por aquello que cree. Todo natural, sin aditivos ni adornos (es lo que hay). Siempre dispuesta a dar lo mejor de ella para sacar lo mejor de cada uno. María es corazón y es entrega. María es MAESTRA.

 Jose María Izquierdo Calle

La educación es un universo, un inmenso cielo formado por masa oscura salpicada de pequeños puntos de luz, donde nada permanece estático. Mientras los científicos no terminan de conocer el origen de la oscuridad en el cosmos, sí podemos aproximarnos a los componentes de la penumbra en la educación. En los tiempos que corren en la educación pública, es fácil identificar sombras con recortes, pero la tijera de hierro es solo un elemento de esa negritud, no olvidemos a los otros componentes del sistema. Conociendo a María no dudo que este espacio digital se sumará a los puntos blancos que iluminan el cielo de la educación, y lo creo porque en ella se compendian vocación, compromiso, imaginación, firmeza y amor por la educación y por la infancia, componentes imprescindibles para ser maestra. Estoy seguro que en este espacio conoceremos nuevas formas de enseñar a ser persona y a ser amigos jugando. Secretos para emocionarse leyendo un cuento, recitando una poesía, mirando un paisaje, cantando una canción, pintando un estanque donde reflejar unos ojos, sin importar su color.

Pedro Escribano Gómez

“Fuerte desde la fragilidad”

Mira ese caudal de agua, con su fluir inquieto, constante, incapaz de estar parado pero transformado en calma cuando las circunstancias  lo precisan. Su agua arrolladora, fuerte, capaz de llevar sobre ella cualquier carga pero abierta a recibir a quien decide sumergirse. De rumbo decidido pero no lineal. Sensible pero fluida ante obstáculos, rodeándolos, o simplemente inundándolos y ahogándolos…pues eso:

“Fuerte desde la fragilidad de su frescor”

Carlos J. García

Cada vez que veo a un maestro de los que ejercen por el simple hecho de haber aprobado unas oposiciones, me acuerdo de ti.
Cada vez que oigo a un maestro criticar a sus alumnos, me acuerdo de ti.
Cada vez que siento la desidia y despreocupación de algunos docentes, me acuerdo de ti.
Cada vez que me enfrento al muro infranqueable de la burocracia educativa, me acuerdo de ti.

Porque tu (y otras como tu) eres la guía en un camino de esperanza ante la desgana, una luz en las oscuras mentes de los conformistas.

Gracias María por ser como eres.

Un gran, grandísimo beso.

 

2 comentarios sobre “Así me ven”

  1. Cada vez que veo a un maestro de los que ejercen por el simple hecho de haber aprobado unas oposiciones, me acuerdo de ti.
    Cada vez que oigo a un maestro criticar a sus alumnos, me acuerdo de ti.
    Cada vez que siento la desidia y despreocupación de algunos docentes, me acuerdo de ti.
    Cada vez que me enfrento al muro infranqueable de la burocracia educativa, me acuerdo de ti.

    Porque tu (y otras como tu) eres la guía en un camino de esperanza ante la desgana, una luz en las oscuras mentes de los conformistas.

    Gracias María por ser como eres.

    Un gran, grandísimo beso.

    1. ¡Me halagan tantos cumplidos!.Son muchas las sensaciones que se tienen en este trabajo, tanto buenas cono no tan buenas. A veces es difícil trabajar a contracorriente. Lo que se hace y la forma en que se hace no siempre es bien entendida.
      Lo que me llevo a mi casa muchos días es la satisfacción de haber intentado hacer un buen trabajo (la cara de los niños me lo indican).
      Otros días no tanto. No siempre tienes la sensación de haber sido una buena maestra.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Me ha hecho mucha ilusión encontrarte por aquí.
      Un beso muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *