PATIO ESCOLAR PARA LA COEDUCACIÓN

Desde hace varios años estamos realizando actividades para fomentar la igualdad de género, entendida ésta no como el que todos y todas somos iguales, sino como la igualdad en derechos y oportunidades.

La escuela es un espacio de convivencia muy especial y es importante promover juegos coeducativos y cooperativos.

El tiempo dedicado al recreo es ocasiones se acota a unos pocos “niños” (normalmente) utilizando un gran espacio para jugar al futbol y al resto en los extremos. Con ello no quiero decir que el futbol sea negativo, sino que está tan inmerso en nuestra sociedad que a veces parece que no existan otro tipo de juegos.

Es por esta razón que hemos iniciado en el cole una iniciativa para consensuar entre todos y todas una nueva forma de estar en el patio escolar y así satisfacer todos los gustos, respetando por un lado la individualidad de cada niño y niña y fomentando por otro lado juegos cooperativos y coeducativos.

Para ello necesitamos la colaboración de todos los agentes educativos así que empezamos por enviar a las familias este folleto informativo en forma de tríptico. Es para fotocopiar a doble cara y plegar.

También les hemos entregado esta ficha para que recopilen en casa aquellos juegos que puedan ser de interés para el patio:


 Y ahora en clase somos  los docentes, los encargados de dialogar con los niños y niñas para escuchar aquello que les molesta del uso del patio, lo que les gusta, cómo les gustaría tenerlo, qué cambiarían de lo que hacen, qué les gusta de lo que hacen pero si “hurgan” un poquito reconocen que no es positivo para avanzar en la sociedad.

En mi clase hemos iniciado esta asamblea con este cuento tan bonito de Adela Turín y Nella  Bosnia:

Muchos de vosotros lo conoceréis. Este que tenemos en la biblioteca de cole es de una edición antigua, pero en Kalandraka tienen una edición actualizada.

Margarita es una elefantita que ha nacido en una manada de elefantes grises y elefantas rosas. Los elefantes juegan en la charca, salen de la cerca, retozan, descansan y se divierten, mientras que las elefantas se quedan dentro de la cerca, aburridas, comiendo flores rosas para tener una piel suave y rosada y además tienen que llevar zapatos, collar y lazo ya que de no ser así no gustarán a los elefantes y así se lo hacen saber su padre y su madre. Pero Margarita es diferente, es decidida, audaz, valiente…no quiere estar en la cerca.

Los peques escucharon atentamente el cuento y hablamos mucho rato sobre qué les parecía. Fue muy interesante.

Después vimos en clase este video:

En fin, creo que si todos y todas nos esforzamos un poquito podemos conseguir un patio escolar que sea el preámbulo de la sociedad a la que aspiramos.

Y estos enlaces nos pueden servir de ayuda para ir pensando en nuestro nuevo patio escolar:

Patios coeducativos para transformar la sociedad.

Los patios de recreo: lugares para aprender.

 

LA IGUALDAD SE APRENDE EN CASA

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, este año y desde el Proyecto de Igualdad, hemos invitado a familiares de los peques para que en clase cuenten cómo organizan su día a día con los hijos e hijas, la casa y el trabajo…¡menudo encaje de bolillos hay que hacer!

Hemos contado con la colaboración de María José, madre de Álvaro Rodríguez, la mamá de Diego, Marozia con su pequeña Sira y por último Samuel, papá de Érik; y es que la conciliación es cosa de dos.

Cada uno contó su experiencia y cómo se reparten las tareas domésticas, desde hacer la comida hasta llevar el coche al taller y por supuesto el cuidado y la educación de los hijos e hijas. Y después les hicimos muchas preguntas.

Y cómo para estos niños y niñas  de infantil siempre es mucho más fácil tener un apoyo visual, fuimos colocando sobre un papel con la imagen de un hombre y una mujer piezas de construcción para después enumerar la cantidad de tareas que hacía cada uno y así poder ver mejor si el reparto era igualitario. Lo entendieron perfectamente y sorprendentemente estaban muy equiparados, cosa que me alegra mucho.

Muchas gracias a estos tres familiares por colaborar  y aportar un granito de arena para que tengamos todos y todas un futuro más igualitario y a pesar de que en ocasiones parezca que no escuchan o no les interesa mucho el tema….se quedan con todo.

 

 

PRINCESAS DIFERENTES, MUJERES DIFERENTES

Las mujeres tenemos que reivindicar nuestros derechos.

Para muchas personas este debate de la igualdad de género es anticuado e innecesario, pero  los datos, la información  y las experiencias que vivimos a nuestro alrededor nos llevan a celebrar días como estos. No existe una igualdad real tal y como muchos quieren ver.

¡Ojo!, las mujeres no reivindicamos ser iguales a los hombres; por supuesto que somos diferentes; esta es la grandeza del ser humano. Pero es de justicia que tengamos los mismos derechos.

POLcartel_educar_tejiendo_igualdad

La igualdad se enseña y se practica en todos los ámbitos de la vida: familiar, escolar, de trabajo, etc. Y si coeducamos en igualdad, nuestros alumnos, alumnas, hijos e hijas, tendrán una sociedad más justa.

La televisión, ciertas lecturas, cine, etc,  transmiten en ocasiones contenidos que debemos conocer con antelación ya que  venden un estereotipo de  mujer que es negativo  y  puede dañar la visión que los niños y niñas tienen sobre ellas.

Yo al menos lo veo en la escuela en mi día a día; todavía oigo comentarios en boca de los peques del tipo “el rosa es de niñas”, “esta película es para niñas”. Obviaré los comentarios que escucho de adultos, tanto de padres y madres como de los propios profesionales de la enseñanza.

Hemos escogido cuatro películas con cuatro protagonistas femeninas: Frozen para educación Infantil, Mulan para el primer ciclo de primaria, Sherck para el segundo ciclo y Brave para los mayores del cole.

Un curso más sigo siendo la representante del colegio para promover la igualdad de género y este año todo el centro ha participado en una actividad que ha tenido por título: princesas diferentes, mujeres diferentes.

DSC_0124

¿Por qué este slogan?

La factoría Disney y alguna que otra serie televisiva bombardea constantemente a los niños (y sobre todo niñas) con mensajes directos y subliminales acerca de la mujer y su papel en el mundo, una mujer pasiva, presumida y superficial. Y estos mensajes calan hondo en los pequeños.

Hemos visto las películas y  las hemos  comentando en clase, cada ciclo en la medida que los alumnos y alumnas son capaces de profundizar, centrándonos en el papel de las mujeres protagonistas.

Han comparado la actitud valiente, activa y fuerte de las cuatro protagonistas frente a otras películas antiguas: Cenicienta, Blancanieves, etc

Han decorado los  dibujos de cada una de las protagonistas colocando calificativos alrededor de las mismas.

DSC_0130DSC_0129DSC_0131DSC_0128

También hemos comprobado si cada una de estas películas pasan el el test de Bechdel que  es un sistema para evaluar la brecha de género en películas, cómics, obras de teatro, etc.

Para pasar este test se tienen que cumplir los siguientes requisitos:

1. En la película deben  aparecer al menos dos personajes femeninos.

2. Dichos personajes mantienen alguna conversación.
Dicho diálogo tiene que tratar de algo más que no sea un hombre.

3. Una variante del test exige que, además, las dos mujeres sean personajes con nombre.

La película de Frozen pasa el test ampliamente.

Como dije anteriormente, las familias juegan un papel fundamental en coeducar en igualdad; por esta razón y desde el proyecto de igualdad de este centro, hemos puesto en marcha una campaña para que los niños y niñas compartan las tareas domésticas junto con sus padres.

Registro de responsabilidades para la coeducación_Página_1

¡Espero que  una gran mayoría de las familias del centro se animen a participar!