POR FIN ENCONTRAMOS EL TESORO DE LOS OCÉANOS

Puesto que no econtrábamos el tesoro, decidimos pasarnos por marineros, piratas, e incluso por sirenitas o peces, je, je. Ellos mismos se hicieron muchas fotografías (bastante bien, por cierto). Como las hicieron con mi móvil, no pude hacerles fotos de ellos haciendo fotos, je, je.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De esta forma encontramos el tercer cofre con una nueva carta que estaba escondida detras de la pirata y un mapa con una pista que nos llevaba a las Islas de Cabo Verde.

Y nada, de nada. Por mucho que buscamos y buscamos….por mucho que ideamos cómo viajar a las Islas de Cabo Verde…no encontrábamos una solución.

Hasta que por fin el viernes vino un buzo que casualmente estuvo buceando en las islas de Cabo Verde y  nos contó cómo se bucea.

Nos contó que buceando en las Islas de Cabo Verde encontró un barco hundido y que dentro había un cofre, pero que no ha podido abrirlo porque no tenía la llave.

¡Qué casualidad que nosotros habíamos encontrado una llave dentro de una esponja de mar que Diana encontró en la orilla de la playa! En el taller de experimentos la estuvimos reblandeciendo y de pronto apareció:

Y gracias a esa llave pudimos abrir el cuarto cofre:

Lo cierto es que fue complicado mantener un mínimo de paciencia, la mayoría se abalanzó hacia el tesoro….je, je…

Perlas blancas, perlas negras, diamantes, monedas de oro, piedras preciosas…

Cada uno se llevó un puñadito del tesoro.

Yo, la ilusión de verlos aprender disfrutando.

Y además pudimos disfrutar de otro tesoro, la visita que Leire nos hizo:

SIGUIENDO LA PISTA DE LAS MOLUCAS

Desde que nos entregaron el primer cofre en el acuario de Sevilla hemos estado expectantes, buscando, mirando e indagando dónde encontrar el segundo cofre, mirando el mapa de Magallanes y preguntando todos los días…

Con la ayuda de la seño Cristina, Sonsoles y Virginia, hemos terminado el barco que contenía el segundo cofre. Tenían que armarlo sabiendo las partes principales del mismo: casco, proa, popa, ancla, timón, palo mayor, velas, ojo de buey y cofa de vigía, por ahora.

Y en la cofa de vigía estaba:

Parece ser que Magallanes nos quiere despistar, je, je, porque con la llave que encontramos en el primer cofre, no pudimos abrir el segundo. Lo intentamos y lo intentamos…

Tuvimos que recurrir a un gancho para abrirlo.

¿Y que nos encontramos?

Una nueva carta de Magallanes en la que nos pide que como buenos grumetes, aprendamos muchas cosas del mar.

Leed, leed:

 

Así que esta semana, cada uno de los grumetes de clase comenzará a contarnos a todos, lo que saben de los animales que habitan cada uno de los lugares por los que pasó la expedición de Magallanes y Elcano.

Nos queda por colocar el nombre del barco, que por supuesto será la Nao Victoria y las cruces de Santiago en las velas. Aquí os dejo la réplica que se construyó en el año 1991 y que amarra a lo largo del año  en distintos puertos para ser visitada. Si queréis animaros en algún momento…

Y navegando, navegando, encontré una guia didáctica sobre este maravilloso viaje que me ha venido genial para buscar información. Es un magnífico trabajo de la Junta de Andalucia. Si quieres verla, haz clic en la imagen.

Ya nos queda menos para encontrar el tercer cofre…

¡Qué misterio!

CRIATURAS SILENCIOSAS

Hace un par de semanas me llegó un enlace de imágenes educativas de unos pequeños muñecos que ayudan a niños y niñas a crear un clima de tranquilidad en clase. 

Lo cierto es que en mi aula generalmente y a pesar del número  elevado de alumnado, no son demasiado ruidosos. 

De todas formas y como experiencia, me pareció tan bonito que decidí hacerlos.

 

Realmente nos sorprendió el resultado. Incluso demasiado silencio. Hasta mi voz suena discordante con tanta tranquilidad.

Lo utilizaremos de vez en cuando.

A las criaturas silenciosas les gusta salir de su cajita cuando los niños y niñas están tranquilos. Les encanta estar a su lado mientras hacen sus tareas. Y se asustan mucho con los ruidos. Mirad, mirad:

BUSCADORES DE TESOROS

Ya estamos tranquilos. Nuestro tesoro está a salvo y las perlas y diamantes que finalmente resultaron ser falsos ya los hemos repartido.

Tan contentos que se han marchado para casa con su tesoro y su diploma, je, je.

PROYECTO COMPLETO EL TESORO DE EXTREMADURA CON BROCHE DE ORO

Ya hace una semana terminamos este proyecto tan largo, pero tan, tan emocionante. La evaluación ha sido muy positiva y sin lugar a dudas lo que más les ha gustado ha sido encontrar el tesoro.

Ya solo nos queda esperar para saber si es o no verdadero.

Estas son las actividades del dosier:

Y terminamos con un broche final, asistiendo a un teatro ofrecido por el Museo Provincial del Palacio de las Veletas sobre las tres culturas: cristiana, árabe y judía. Les ha gustado mucho y cuando han terminado han confeccionado un atrapa sueños decorado con los personajes del teatro: Cruz, Luna y Estrella.

Al saber que íbamos allí preparamos el tesoro  en una caja con una carta para Cristina:

Y Cristina lo ha recibido gustosa. Ella será la encargada de hacer entrega del mismo al servicio de arqueología para su estudio.

Estamos deseando saber la respuesta.

 

 

BÚSQUEDA DEL TESORO. ¡POR FIN!

Ya nos hemos ganado este tesoro. Hemos recabado pruebas, hemos aprendido mucho sobre Extremadura y todas las pistas que hemos ido encontrando nos han llevado al día de ayer. Ha sido una mañana intensa, llena de pistas que encontrar,  pruebas que resolver y tesoros que hallar. Es difícil explicar con palabras la emoción con la que hemos vivido este recorrido. Ha habido de todo: ilusión, curiosidad, nerviosismo, miedo, cansancio, alegría…

Hemos visitado muchos lugares: la Judería, la Plaza de San Mateo, el Foro de los Balbos, la Plaza de Santa María y la Plaza de San Jorge y ha sido impresionante comprobar como reconocen lugares que seguro para ellos no eran del todo conocidos  hasta hace poco tiempo.

Y llegó el  momento en el que con la ayuda de la rama de olivo, el polvo de hada y nuestro conjuro comunitario hemos encontrado el ansiado tesoro.

Esto es lo que hemos encontrado detrás de la estatua de San Jorge: perlas, diamantes, esmeraldas, una copia de la Canción del Pirata de Espronceda que se perdió hace tiempo, un collar de la época romana, un collar de la época musulmana y un fósil.

Ahora solo nos queda mandar todo en una cajita al Museo Provincial para que lo analicen y comprueben si es verdadero o falso. Todos están muy seguros: “es verdadero, porque los diamantes brillan mucho”, je, je.

 

 

PELOS Y SEÑALES DE LOS TESOROS ESCONDIDOS

Vamos avanzando hacia la búsqueda del tesoro de Extremadura, aunque nos está costando un poquito.

El pasado jueves estuvimos en la Biblioteca Pública Antonio Rodríguez Moñino y María Brey, lugar donde “supuestamente” encontré un par de papiros con un romance antiguo.

Mi amigo Jose Luis nos atendió estupendamente y nos explicó muchas cosas.

Nos enseñó muchos tipos de libros: los infantiles de tela, los desplegables y hasta libros tipo guante para contar historias con los personajes.

Nos explicó que en la biblioteca se guardan libros muy importantes que no se pueden prestar, pero que si los quieres ver te hacen fotografías de ellos para que puedas ver las imágenes con una máquina especial.

Pero lo que los niños esperaban sin lugar a dudas era poder ver algún libro antiguo.

Nos enseñó una copia de la Biblia de Gutenberg, primer ejemplar de un libro impreso. Y nos explicó que las letras grandes decoradas para comenzar a escribir se llaman letras capitulares. Se quedaron boquiabiertos.

Nos contó que Antonio Rodríguez Moñino nació en Extremadura y tuvo una gran biblioteca. Durante unos años se dedicó a proteger los libros para que no los quemasen y como le gustaban mucho los libros de Extremadura le regalaban muchos, sobre todo de tesoros escondidos.

Por último nos mostró el ejemplar donde encontré los dos manuscritos; un libro antiguo sobre las órdenes de caballería. ¡Qué sorpresa nos llevamos cuando dentro apareció una carta de Antonio Rodríguez Moñino!

Leí la carta atentamente con ellos muy pegaditos a mí. Estaban muy nerviosos, deseando encontrar “pelos y señales”, “pistas” para la búsqueda del tesoro. La carta iba dirigida para quien la encontrase y en ella contaba que él era el único que sabía dónde estaba escondido el tesoro, pero para poder encontrarlo se necesitaba un conjuro para encontrar tesoros. Y ese conjuro había que decirlo a la hora exacta y en el lugar exacto y que estaba protegido por fuerzas fieras y salvajes.

¡Pues habrá que inventarse algún conjuro!

 

EL TESORO DE EXTREMADURA

Como ya os habrán contado vuestros hijos e hijas, hemos comenzado un nuevo proyecto.

Puesto que es un tema “poco interesante” para esta edad he decidido darle un toque diferente. No desvelaré los secretos más importantes ya que algún que otro niño ya sabe leer muy bien y me consta que a veces leen estas entradas, así que andaré con cuidado, je, je.

Esta es la motivación y será el hilo conductor del proyecto:

La semana pasada encontré dos papiros antiguos mientras miraba un libro de Extremadura en la Biblioteca. En uno de ellos había un escrito que me llevé a clase para que me ayudasen a descifrarlo. El otro estaba en blanco y un amigo mío está intentando descubrir si servía para algo.

 Se quedaron boquiabiertos cuando vieron el pliego de papel envejecido, deseosos de saber lo que ponía en él.

Lo leí varías veces y entre todos sacamos las palabras que no entendían:

  • ENSALZAR
  • MENOSPRECIAR
  • VULGO
  • CANTIGA

Se llevaron para casa una fotocopia del escrito para que pudiesen investigar con los padres el significado de las mismas. Creo que lo entendieron muy bien.

Al día siguiente trajeron palabras sinónimas:

ENSALZAR: dar importancia, aplaudir, alabar,

MENOSPRECIAR: arrinconar, reírse de alguien, no respetar, despreciar…

VULGO: gente, pueblo, gente del pueblo, personas normales…

CANTIGA: poema, canción, poesía cantada…

Gracias a este escrito pudimos comprobar que  el segundo papiro sólo se podía leer de noche y no de día, que puede ser cierto o mentira y que está relacionado con un tesoro.

Si cabe, al día siguiente estaban más entusiasmados. Deseando poder leer el segundo escrito. Pero nada, imposible. Estaba completamente en blanco. Lo miramos con linterna, con el puntero láser y nada de nada.

Hasta que decidimos irnos a un lugar muy oscuro. Pero nada. Me acordé de una linterna especial que tenía con una luz ultravioleta. Y esto es lo que vimos:

¡Lástima no haber podido grabar ningún video! No os podéis ni imaginar sus caras de emoción. ¡Hasta tuve que cantar la cantiga!

Esta es la transcripción:

 

Les ha quedado muy claro: “hay un tesoro escondido entre las torres o las casas viejas de la villa”

Hemos votado el título del proyecto y este es: EL TESORO DE EXTREMADURA, ya que  dicen que puede estar en cualquier parte.

Y este es el cartel:

¿Será cierto? ¡Habrá que salir a encontrarlo!

JUEGO DE PISTAS CANINAS

El viernes pasado realizamos un juego de pistas dentro y fuera de clase, aunque los peques le han llamado rescate, que es lo que hace la Patrulla Canina.

Para comenzar el juego tenían que ponerse sus escudos: el de la Patrulla y uno personalizado. Les quedaron muy bonitos.

Cada pareja tenía seis huellas de un color y un número correlativo del 1 al 6. De esta forma sabían las pistas que tenían que encontrar y en qué orden.

De igual manera cada pareja llevaba una bolsa con una barra de pegamento, un lápiz y una goma y lo más importante: un plano del pasillo del colegio y fotografías del patio desde diferentes ópticas con una señal en donde debían buscar las pistas.

Las pruebas no eran demasiado complicadas y cada pareja las tenían que hacer conforme las fuesen encontrando (dentro de los sobres de las pistas caninas). Por supuesto cada pareja tenía un orden diferente para no coincidir muchos niños en la misma prueba:

  • Ordenar diez números que estaban desordenados. Cada pareja de niños y niñas tenía una diferente en función de su madurez. Los había del 1 al 10, del 10 al 20, 20-30, 30-40, 40-50.
  • Encontrar y unir fotografías de perros a los que le faltaba la mitad de su cuerpo.
  • Unir unas palabras con su imagen y en algunos casos frases.
  • Completar una casita de descomposición numérica.
  • Realizar una serie de distinta complejidad.
  • Encontrar un objeto enterrado en el arenero (ésta era la última prueba que realizaban al finalizar las cinco restantes)

Lo más importante de este juego era comprobar la autonomía de cada pareja, su capacidad de orientación en el espacio  con la ayuda del plano y el  trabajo en equipo. Yo estaba de un lado para otro controlando que no hubiese problemas, pero eran ellos y ellas los que tenían que buscar, encontrar y resolver. Acudieron a mí muy pocas veces y la mayoría de ellos llegaron al final del recorrido con ninguna o poquísima ayuda.

El juego duró aproximadamente una hora y cuarto (la preparación del mismo bastante más) pero mereció verles con tanta ilusión y soltura. Estoy muy contenta con ellos y ellas.