HUELLAS DE DINOSAURIOS

Con la clase ya casi al completo, hemos seguido con el proyecto de los dinosaurios.
Los peques están familiarizados con la palabra “huella” desde el comienzo del curso ya que hemos estampado con pintura de dedos varias veces tanto  manos como  pies, por lo que han entendido perfectamente que cada animal deja una marca diferente en el suelo y que ésta nos da alguna información: si es un animal rápido o lento, si es carnívoro o herbívoro, etc.

Parece un poco complicado al principio, pero viendo la película de Aladar (que por cierto ya hemos terminado), con los libros   que tenemos en clase y  con los dinosaurios de juguete que han traído nos ha quedado más claro.

Hemos confeccionado este cartel para tenerlo presente.

DSC_0014

Los  grandes herbívoros tenían patas gordas y cortas para poder sostener su gran cuerpo. Andaban lentamente y a sus patas se les llama patas de reptil. Sus huellas que eran las más grandes y redondeadas.

Los temidos carnívoros, con dientes afilados y muy veloces tenían las patas traseras muy fuertes y con  garras muy afiladas.  patas Reciben el nombre de patas de bestia.

Y nuestra huella favorita: la de aladar. Huellas de dinosaurios herbívoros pero de menor tamaño y con una marca de tres dedos, más redondeada. Iban en manadas y andaban tanto a cuatro o a dos patas, Se les llama patas de ave.

Aladar

Pero sin lugar a dudas, lo que más les ha gustado ha sido experimentar con la arcilla y poner las patas de los dinosaurios de juguete encima y  poder elegir una plantilla para hacer una huella.

¿Y nuestra huella, cómo es? Aunque ya lo sabemos, no viene mal tenerla presente para compararlas con el resto.

Y por si no nos ha quedado claro, lo hemos reforzado con esta ficha; con tanta huella al principio nos ha parecido un lío que afortunadamente han sabido resolver.

DSC_0017

NUESTRO DISFRAZ DE DINOSAURIO

Seguro que hay disfraces más llamativos, más “comerciales” y evidentemente más duraderos, pero estos  forman parte de su aprendizaje; los han hecho ellos con la ayuda de la seño. Además, hemos reutilizado las bolsas que nos sirvieron en Navidad  para el traje de Rodolfo. ¡No hay que tirar nada!

La careta la vi en el blog la clase de Miren y como la fotografía  estaba en tonos grises  y con  fondo, le hice unos retoques con el programa Corel photo-paint.

Careta dinosaurioLas patas de dinosaurio son las de Aladar por decisión de la mayoría. Esta es la plantilla.

Huella dinosaurio ornitópodo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CUMPLEAÑOS CON TARTA DE DINOSAURIO

Carlos  Josué cumple hoy 4 añitos; se nota que es uno de los más grandes de la clase. Es de los más altos.

Ayer coloreamos una tarta de cumpleaños con el número 4 y sus cuatro velas. Esta idea de comunicar a las familias que los niños  no deben traer merienda al día siguiente se la copié a Pilar, la maestra que tuvo en infantil  mi hija pequeña; es una forma interesante de hacer partícipes a las familias de este acontecimiento que sin duda es de los más llamativos a esta edad.

Yo he realizado un corta y pega (no me ha quedado muy fino) y a la tarta le he añadido velas y un número. Ya que me he puesto, la he realizado para los 3, 4, 5 y 6 años.

Carlos Josué es un poco tímido, aunque poco a poco va hablando un poquito más en clase. La seño Jeannette se tomó muy en serio esta tarea. Hoy venía muy emocionado pero no nos contó la razón.

¡Y es que en casa habían preparado esta tarta de dinosaurio!

DSC_0010

¿Será un diplodocus, un iguanodonte, como Aladar?

Lo que tenían claro es que era un gran herbívoro y que tenían muchas ganas de hincarle el diente.

DSC_0012

¡Un lagarto realmente dulce!

¡Felicidades, Carlos Josué!

LA HISTORIA DE LOS DINOSAURIOS PASO A PASO

Estamos a pleno rendimiento en clase; estoy sorprendidísima del interés que todos están poniendo con este nuevo tema.

Hemos comenzado a ver la preciosa película de dinosauro, de Disney y están encantados con Aladar, el iguanodonte. Me gusta ver las caras que ponen, de sorpresa, ternura, miedo; incluso a veces me piden que la pare ya que no quieren seguir viendo lo que pasa (cuando la escena no les gusta), pero enseguida te piden que se la vuelvas a poner. La curiosidad les pica.

Cada día estamos viendo unos diez minutos y aprovechamos para comentar y aclarar.

Lo cierto es que este tema da mucho de sí, sobre todo cuando tenemos a estos papis y mamis tan colaboradores que nos echan una mano.

Ya sabemos lo que significa dinosaurio (lagarto terrible)

Daniel, el papá de Adrián nos ha traído al cole la historia de los dinosaurios. La estamos leyendo poco a poco,  ya que no queremos saber el final tan pronto, je, je. Me parece genial que los peques aprendan parte del origen del planeta que habitan.

DSC_0185

Los niños y niñas han aprendido que antes nuestro planeta era diferente y que solo había una gran isla llamada Pangea, en la que solo vivían plantas y animales. Para ellos no ha sido difícil de entender ya que tenemos un mapa en clase y cada vez que hay una oportunidad echamos mano de él para ver dónde están mares y países. Han picado el mapa y lo han pegado en su sitio.

        DSC_0181 DSC_0179

Como han traído libros y dinosaurios de juguete, estamos viendo las diferencias entre los dinosaurios y nos han venido genial estas fotografías retocadas que me han enviado los papis de Gabriela. Hemos podido apreciar mejor el tamaño de estos reptiles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DSC_0180

DSC_0177

¡QUÉ LAGARTOS TAN TERRIBLES!

En estos días hemos aprendido a diferenciar los dinosaurios carnívoros de los herbívoros, solo con fijarnos en su forma de caminar; los que comían hierba andaban a cuatro patas y su huella es redondeada, mientras que los carnívoros andaban a dos patas. Ni que decir tiene que los grandes dinosaurios herbívoros ya son para ellos los buenos de la película, ji, ji, como el diplodocus que hemos puesto en la puerta de clase.

DSC_0145

Ayer estuvimos buscando hierba para nuestro diplodocus y no había ni una hojita en todo el patio, así que la seño María tuvo que salir a la calle mientras estábamos con la seño de inglés para buscar hojas ¡Menos mal que todos pudimos darle de comer a nuestro gran dinosaurio!

DSC_0168

La próxima semana más….

FANTASÍA O REALIDAD…ME QUEDO CON LAS DOS

¡Pero qué bien me lo paso en clase! ¡Qué suerte tengo con este  trabajo!

Esta semana me he divertido mucho gracias al inicio del nuevo proyecto. Como ya sabéis, Gabriela  me planteó la semana pasada una pregunta:

– ¿Seño, existen los dinosaurios?

De principio pensé en responder, pero opté por otra vía menos fácil, pero más educativa y divertida.

-Pregúntale a tus compañeros y así sabremos lo que ellos opinan.

DSC_0117

Y eso hicimos. Las respuestas estaban muy divididas y para poder reflejarlo en un papel, cada niño se llevó para casa la pregunta para que sus padres escribieran la respuesta que ellos diesen (sin darles información previa).

DSC_0117 (2)

Escribimos los nombres en la pizarra y contamos cuántas respuestas había de cada tipo: 9: Sí y 13: No

DSC_0125

Alguno quería cambiar de opinión en el último momento, ji, ji.

De esta forma hemos aprendido a diferenciar las palabras SI y NO, además de los números.

Puesto que no nos poníamos de acuerdo decidí que lo mejor sería pedir ayuda a los más mayores del colegio, a los alumnos y alumnas de 5º y 6º.

¿Nos ayudaron a resolver el enigma?

Tanto en una clase como en otra nos encontramos con opiniones contrarias, justificadas incluso. Así que nos volvimos a clase con un lío tremendo en la cabeza.

Hemos quedado con los alumnos de ambos grupos para que colaboren en esta investigación y puedan ayudar a los peques. Seguro que todos aprendemos cosas nuevas. Le damos las gracias de antemano a la seño Montaña, Maria José y Venancio.

Mientras tanto, continuamos con nuestro proyecto, así que en la asamblea del miércoles estuvimos hablando sobre lo que sabemos acerca de los dinosaurios y huvo todo un despliegue de ideas:

Son animales (Aitana)
Si existen (Laura)
No existen (Juan Carlos)
Comen hojas (Aurora)
Comen hormiguitas (Aitana)
Viven en cuevas (Aitana)
Viven en el campo (Adrián)
En  mi campo hay dinosaurios. Yo los he visto (Érik)
También hay dinosaurios pequeños (Borja)
Los dinosaurios en sus fiestas tienen globos, colchonetas, castillos… (Aurora)
Los dinosaurios no tienen fiestas porque son muy peligrosos (Borja)
Algunos son buenos (Aurora)
Los malos no hacen fiestas y los buenos pueden entrar (Aurora)
Están debajo de la tierra (Ërick)
Dice mi padre que cuando estaban en la Tierra, vino una piedra muy grandísima de Madrid y los chafó. Ahora están dormiditos. (Gabriela)
Tienen cola larga y cuello largo (Rocío)
Viven en los cuentos (Juan Carlos)

¡Menuda asamblea tuvimos y lo bien que me lo pasé!

Esto es lo que más me gusta de los niños y niñas de esta edad; les cuesta diferenciar en ocasiones la fantasía de la realidad (de ahí los terrores nocturnos). Esta distinción entre la realidad y la fantasía, entre el mundo que existe y lo que se imaginan, no está  tan clara en los niños, e incluso a veces la confunden.

Cuando  les pregunto sobre cualquier hecho, en este caso los dinosaurios,  vemos respuestas fabuladas que no tienen nada que ver con la realidad.
Fantasía y realidad a esta edad son las dos caras de la misma moneda y me tengo que aprovechar de ellas para que aprendan  la realidad y disfruten con sus juegos simbólicos cargados de fantasía.
Jugar es la mejor manera de aprender.

A los papis y mamis les hemos mandado hoy unas huellas de dinosaurios con la información de lo que vamos a prender.

Por cierto, también tuvimos una lluvía de ideas sobre lo que  ellos pensaban que eran los dibujos: guantes, hojas, manos, pies; no se han alejado mucho de la realidad.

Ya sabéis, familias, ¡animaos a participar!