BUSCADORES DE TESOROS

Ya estamos tranquilos. Nuestro tesoro está a salvo y las perlas y diamantes que finalmente resultaron ser falsos ya los hemos repartido.

Tan contentos que se han marchado para casa con su tesoro y su diploma, je, je.